CRÓNICA: ULTRA TRAIL DO BARBANZA

junio 02, 2015


En la Ultratrail do Barbanza los elementos se revelaron para no dar tregua haciendo de lo bonito algo épico.

Ya el año pasado pude disfrutar de esta carrera en su versión más larga (casi fueron 100 los kilómetros que hice), este año se quedó la cosa en 55 kilómetros, pero la dureza del recorrido fue similar, y la de la carrera en si muy superior, de paso sea dicho, la organización en todo momento está a la altura, buscando alternativas y planes para que todo salga a la perfección sin ningún incidente.

Se retrasa la salida a las 10 de la mañana, para tener más claridad, la niebla al parecer es demasiado densa y es un riesgo añadido, a un circuito abnegado por el agua.
A la cuenta atrás del 10, 9, 8 ,.... salimos a buen ritmo, pero no voy nada cómodo, y quedan demasiados kilómetros por delante, prefiero no pensarlo, se junta que llevo varias semanas a buen ritmo con la no motivación de estar en esta carrera sin Sheyla y Aleix, así que me relajo un poco y trato de disfrutar, no van nada bien esos primeros kilómetros, me desgasto mucho, hay agua por todos lados, en las zonas más altas el frío y el aire son aterradores y en las zonas bajas la humedad y el bochorno.
Hay zonas bastante técnicas, que se complican con la densidad de esa niebla, eso si los avituallamientos son completos, y en la bolsa del corredor había lo suficiente como para sacar la carrera adelante sin ningún problema.
Por suerte se han parado a marcar la carrera a la perfección, no hay lugar a perdida, hay balizas cada 5 metros, hay momentos que me dan pequeños bajones, pero me centro, bebo , como y voy sacando las castañas del fuego.
Los primeros 25 kilómetros de esta Ultratrail do Barbanza han sido difíciles, pero empiezo a encontrarme mejor, más motivado y puedo correr a un ritmo más alto o al menos mantenerlo, así que voy ganando posiciones y acercándome adelante, consigo colocarme en 12ª posición, me aventajan en unos 5 minutos pero detrás me pisan los talones, en torno al kilómetro 44 comenzamos la segunda subida fuerte pero al llegar arriba me pasan, voy pegado a ellos, hago un cambio de ritmo fuerte, consigo despegarme hasta colocarme en 10ª posición, y sacar unos segundos de ventaja, llegamos a una bajada de piedra técnica, me pasa un corredor, me falta confianza en la bajada, así que me lanzo detrás de el copiando sus pisadas, en cuanto esa piedra técnica se convierte en pista me vuelvo lanzar con otro cambio de ritmo potente, consigo pasar a ese corredor y a otro más, quedan poco más de dos kilómetros a meta y es fácil mantener el ritmo.
Al final llego con una sonrisa en la cara, lo hemos conseguido de nuevo, y ha costado, en el Trail do Vez tenía fuerzas para haber conseguido un mejor resultado, pero aquí las sensaciones no acompañaron tanto como yo esperaba, 7 horas 13 min para los 55 kilómetros entrando en 8 posición y con una mojadura importante.
Tengo que dar las gracias a la organización del Ultratrail do Barbanza, por todos los cuidados y atenciones, a todos los voluntarios que han estado ahí arriba con todo ese frio y aire, ellos son los que hacen grandes las carreras.
 Material utilizado:

You Might Also Like

0 comentarios

Like us on Facebook

Flickr Images