LA DUREZA DE BOSTON

    Es lo que nos asola, es el golpe que ayer hemos recibido todos y cada uno de los que amamos la vida, pero los que la amamos como elemento, no como un estado a titulo personal sino colectivo, ayer un pedacito de todos nosotros se ha quedado en la maratón de Boston, ayer una vez más el tio del mazo esperaba a la humanidad en el metro 42.195 para llevarse de golpe y porrazo las ilusiones de muchos.
Pero una vez más este no ha de ser el final, tan solo una lección más, que también ha valido para ver un torrente solidario, un apoyo desinteresado y fraternal para con nuestros iguales.
No se si apareceran o no los culpables, no se si se contestaran las respuestas a tantas y tantas preguntas, lo que si que se es que yo aun veo luz en la humanidad, y que bajo ningún concepto debemos de hacer justicia de sangre con la sangre de otros, ya que estaríamos cayendo en un error de igual magnitud.

Con todo esto quiero deducir que ha sido duro, que lo seguirá siendo, pero que aun hay rayos de esperanza por que hay gente entregada y buena, no hacen falta más fotos macabras, más videos de lo sucedido, no hagamos un morboso festival de un día negro, tan solo reflexionemos y ayudemos a los que en primera persona lo han sufrido a salir adelante, no gastéis dinero en crespones negros, en camisetas, en ropas de luto, organizaros y donadlos, quizás alguno de los heridos necesite esa ayuda, quizás la necesiten sus familias.

Share this:

CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario