CAMINO DE SANTIAGO CORRIENDO

agosto 10, 2011

-410 KILÓMETROS POR EL CAMINO MOZARABE.

- 5 DIAS.

- 16100 METROS DE DESNIVEL.

- 70000 CALORIAS APROX.

Algunos lo hacen por promesas , otros por fe en dioses , otros como yo por fe en mi , en Demetrio y en vosotros . Y los que nos une a todos es lo mismo , la ilusión , el aprender , el comprender la diversidad de las gentes, las culturas, las formas de pensar y la conclusión es sencilla , todos somos semejantes .

Esto desde su planteamiento ha sido una autentica locura , hemos jugado con todas las cartas , con todas las posibilidades y en todo momento sabíamos que teníamos que luchar .

279116_1900441277816_1445212033_31660149_4911599_o

Este camino lo comenzamos en Granja de Moreruela provincia de Zamora , nuestra historia comienza el 31 de julio de 2011 bajo un sol abrasador , con una muda en la mochila y sin más apoyo que el que nosotros mismos nos podemos aportar . Una botella de medio litro a cada lado de la mochila es lo suficiente para realizar las duras etapas a las que nos vamos enfrentar y una ilusión desbordante junto con nuestra fraternal amistad es lo que nos da fuerzas para dar un paso y otro y otro y otro .

“Cierto es que se hace camino al andar….

Y nosotros lo comenzamos hacer un Domingo , ahora dudo si lo hicimos o quizás lo deshicimos por que no sumábamos si no que restábamos kilómetros a cada paso que dábamos , la primera jornada a la que nos enfrentamos estuvo marcada por un intensísimo calor , sofocante , desafiante como nuestras piernas que en todo momento amenazaban con dar una zancada más , 43 fueron los grados que llegamos a registrar , a eso se le llama sufrir desde el primer paso , pero ¿que no puede hacer un hombre que se proponga de verdad ? Pues la respuesta es sencilla , siempre uno tiene fuerzas para dar un paso más , siempre .

Así que paso a paso , zancada a zancada deleitando nuestras pupilas con hermosos paisajes vamos cubriendo los primeros 84 kilómetros de nuestra primera etapa .

“el calor había pasado factura ya el primer día , llegamos a Rionegro del puente como si un camión nos hubiera pasado por encima.”

Ahora solo cabía recuperarse lo mejor posible , cobrar las fuerzas necesarias que nos llevasen a levantarnos al día siguiente para seguir con una loca aventura , que se antojaba si cabe más complicada y dura .

Cuesta coger sueño pese a nuestro agotamiento , y aunque nos cuesta movernos con agilidad debido a la fuerte deshidratación , tenemos siempre ese característico humor y no podemos evitar echarnos unas risas , estamos radiantes por que estamos haciendo algo emocionante de verdad, ilusión alimento del alma se le llama .

Amanece muy temprano , al menos para nosotros , el miedo a tener otra jornada tan sofocante como la anterior hace que comencemos a rodar un poco antes , aun no ha salido el sol , las estrellas son los únicos testigos que tenemos o al menos eso creemos hasta ver reflejada en la oscuridad la mirada felina del lobo , concretamente de dos , nos siguen a cierta distancia , en paralelo , sin hacer ruido , se esconden , se acercan , se alejan pero nada nos detiene , seguimos firmes ante nuestro objetivo , hacer más y más kilómetros .

288384_1907806501942_1445212033_31671757_7551236_o(1)

Casi a mitad de etapa nos adentramos en Puebla de Sanabria , es curioso el contraste de nosotros dos entre tanto y tanto turista , la gente va desidiosa por las aceras , van alocadamente sin disfrutar absolutamente de nada , hasta nosotros con nuestro agotamiento parecemos disfrutar al menos un poco del hermoso lugar y de todo lo que debió significar, de cuanta historia tubo que acontecer , de cuantos miles de soldados en un caluroso día como aquel hace centenares de años  portaban sus escudos y espadas para servir al rey de castilla. Y allí dos guerreros más pero con piernas como únicas armas para luchar contra todos los elementos .

Al salir de Puebla el camino se hace equivoco para nosotros , parece como si el camino te llevase a esos hermosos parajes pero como si después ya no hubiese nada , así que vagando un poco vamos encontrando de nuevo el camino que debemos seguir , el que esa noche nos lleva a Lubián para completar una etapa más, de unos 74 kilómetros.

Esto esta siendo duro , no esperábamos menos , pero nos daba tranquilidad saber que habíamos pasado enteros la segunda etapa , dicen que suele ser la peor en las carreras de varios días , si me apuran hasta puedo decir que ha sido la mejor, ya que la primera pese a estar frescos fue tortuosa.

Comenzamos la tercera etapa a buen ritmo , las primeras gotas de agua  se dejan caer por nuestros adormilados rostros , nos encanta el recorrido de ese momento lo estamos disfrutando , es nuestro terreno y cada zancada podemos sentir todo el habitat que nos rodea , estos momentos despertinos suelen ser lo que más me afectan  , por el contrario Demetrio a estas horas se muestra fuerte como un roble , una sensación de confort recorre mi cuerpo cuando por fin llegamos a territorio gallego , y es que ya me siento como en casa , en mi interior siento un poco más de calor, todo indica que cada vez estamos más cerca de conseguir nuestro objetivo.

Miramos al cielo con temerosidad, habían anunciado chubascos y eso solo significaría que podríamos tener un serio problema , no tardó demasiado tiempo desde que miramos al cielo hasta que literalmente se cayó encima nuestra a la altura de A gudiña , completamente calados por el agua con un tiritona espectacular paramos a desayunar con el temor de que una hipotermia nos pueda dejar en fuera de juego , después de un rudo desayuno y de entrar en calor proseguimos nuestro camino deseando que el tímido sol se asome lo suficiente como para secar nuestras empapadas vestimentas.

278998_1906499029256_1445212033_31670527_7147711_o

El sol hace su acto de presencia , con tanta fuerza que por momentos desearíamos que volviese a llover , llegan los primeros problemas físicos , justo en la parte final de la etapa , en la parte más dura . Estamos a poco más de mitad de camino y mis tendones del tobillo se inflaman produciendo un dolor por momentos inaguantable , las primeras ampollas serias hacen aparición , pero lejos de quejarnos demasiado , tiramos el uno del otro subiendo el infernal desnivel que va desde Laza hasta Alberguería .

Esta etapa es posiblemente la más dura por los cambios tan repentinos que hemos sufrido , pero ya estamos en casa , sabemos que mañana llegamos a Ourense y que si hemos superado eso podemos superar cualquier cosa. Han sido algo más de 76 kilómetros pero al fin descansamos sabiendo que ya nada puede detenernos .

Un nuevo día amanece y con el una nueva etapa , ya no somos los jóvenes y frescos atletas , intentamos caminar con agilidad y poco a poco según vamos encajando los músculos de nuestro cuerpo van cayendo los kilómetros , hoy el desayuno será en Xunqueira de Ambía , es nuestro pequeño premio , nunca antes había estado , lo que me lleva a un pequeño arrepentimiento ya que me parece un lugar hermoso me encantan las pequeñas villas con tanta historia . Ya tenemos que ponernos pequeños premios , pequeños objetivos , cada día las jornadas son más duras y nos llevan mas tiempo , pero sabemos que mañana acabará todo y eso nos da las fuerzas suficientes como para al asomar la cabeza después de unos kilómetros y ver mi querida Ourense .

11747

Es un paso importante y duro muy duro , ya sabemos lo que es pasar por delante de casa y tener que seguir , pero ello se ve compensado por la compañía de un nuevo aventurero , un nuevo amigo que se une para darnos su frescura , Luis Larouco , el veneno de la ultradistancia a entrado por sus venas , nos encanta ver como poco a poco va ganando confianza y superando metas que un día al igual que nosotros creíamos imposibles , charlamos mientras avanzamos ágilmente  y lo distendido del ambiente nos lleva a nuestra última noche en el camino tras recorrer cerca de unos 80 kilómetros hasta Cea.

La etapa más dura sin duda está por llegar , lo es por que su distancia es mayor , por que ya estamos agotados , por que nuestros pies ya no van como el primer día y por que mi tobillo va al límite , trato de escuchar música ya desde primera hora el sueño arremete contra mi, eso con el cansancio , con el ayuno y el dolor provocan casi el colapso de mi cuerpo , pero por suerte tengo a Demetrio y a Luis para tirar de mi y empujar, empujar, empujar .

Todos estamos agotados , pero en nuestro interior sabemos que en pocas horas estaremos en el kilómetro cero del camino .

Ya no es un sueño es casi una realidad , pienso en la llegada y todo lo que ha significado para mi personalmente este reto , me emociono pensando en mis padres, si hay algo tan duro y brusco como su perdida ha sido este esfuerzo sobrehumano, pero no camino solo, a escasos metros tengo delante mía a mis dos amigos y compañeros , imagino que como yo ellos también sueñan y me siento enormemente orgulloso por ellos , por que lo están consiguiendo y me siento afortunado por poder vivirlo con ellos .

Ya no importaba que la noche amenazara con cubrir el sol , ya no importaba que la lluvia una vez más cubriese nuestros agotados rostros , ya podíamos divisar a lo lejos la Catedral de Santiago , ya comenzábamos a pisar las antiguas calzadas de la ciudad que nos llevarían a nuestra meta más ansiada .

Luís se había adelantado un poco , pero sabíamos que nos estaría esperando , levantamos la vista al entrar en la plaza y vemos un grupo de gente , son nuestros héroes de la asociación por dereito que han ido a recibirnos y con ellos está Luis , nos abrazamos todos , esto si que ha sido una agradable sorpresa , llegar al final de un largo camino , después de sufrir lo insufrible y encontrarte con gente que quieres , con gente que te mima, eso vale millones . Toda lucha por vosotros merece la pena , por que entre todos somos más fuertes, por que entre todos alcanzamos nuestras metas .

262845_2134285849867_1627706885_2122173_7109632_n

Este reto particularmente yo se lo he dedicado a mi amiga  Mónica , los dos hemos sufrido paralelamente durante estos largos días de camino , y los dos hemos llegado a la meta , nos hemos dado fuerza mutuamente y ninguno de los dos nos hemos rendido nunca y nunca lo vamos hacer .

 

Demetrio y yo no tenemos palabras para expresar el agradecimiento por vuestro incondicional apoyo que nos ha dado fuerza constantemente , gracias , gracias y gracias ,a por dereito, a mi hermana, a Luis , a su novia , a María Jesús , a Esprintes a nuestros patrocinadores…. podría seguir eternamente dando las gracias por que sois miles …. de corazón gracias a todos ¡¡

2011-08-05_10_31_41 2011-08-05_10_32_13

You Might Also Like

5 comentarios

  1. Genial Antonio y Deme! una crónica estupenda!!! me ha encantado! esperamos compartir algunos km con vosotros el próximo año!!

    ResponderEliminar
  2. Seguro que si y los disfrutaremos mucho , un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Seguro que tus padres se sienten super orgullosos de ti estén donde estén...bikos

    ResponderEliminar
  4. GRACIAS por dejarme romper la monotonía en el grupo, lo volvería hacer, aunque sería un poquito mejor gregario ¿no crees? jejeje.

    Ya el primer día me mantenía "a rueda" pensando en la dureza del día siguiente: Santo Domingo y Santiaguiño, ¿los daré seguido? como no dea aguantado el ritmo tendré que admitir el fracaso,...Uf, esa noche después de la distensión producida por el humor de Antonio y la invitación a la cena, ha sido tan larga como corta, no he dormido, tampoco he descansado. Comienza el nuevo día, es muy importante para mí ya que llevo AÑOS queriendo hacer esto y este es el momento y la mejor compañía; voy super nervioso, aguantando el ritmo, no dejo que se alejen ni 5 metros hasta que pasamos la mitad de la etapa, cuando ya quiero más quilometros, ya estoy listo: me envenenaron sin darme cuenta :), momento en el que ya tenemos confianza y hablamos abstractamente, mi mente está mellada por los quilómetros pero seguimos con la vista al frente. Se turbia el día, lo cierra la niebla y comienza a llover, me siento capacitado para llegar al Obradoiro con Madri y Deme, acelero un poco el paso al ver a lo lejos algo que puede ser Santiago (o la ilusión), pero tiran de él, cada vez está más lejos, me emociono y deseo terminar la agonía de este día, momento en el que los pierdo entre niebla y lluvia, no puedo dejar que el clima me baje la temperatura y sé que ellos me van a coger, emocionado entro por las calles de la ciudad, la gente se para mirándome, si cabe aún más emocionado entro al Obradoiro e instantes después llegan los verdaderos líderes, Deme y Antonio. Concluimos los retos personales y poco después nos reíamos cenando.

    En la oficina del peregrino me quitaron las ganas de volver a ser peregrino, pero Deme en algún momento me dijo: has hecho el tramo más duro en el camino más duro, lo que tengo curiosidad por saber como son los otros jajaja.
    Gracias por los ánimos recibidos.
    Gracias por recibirme en el Obradoiro (nadie lo hizo en 4 ocasiones anteriores)
    Quedo a vuestra disposición.

    Un abrazo, AMIGOS

    ResponderEliminar

Tumblr

Strava

Flickr Images