POST EN SLOOPING.NET

marzo 12, 2011

Slooping.net | Tu espacio de recuperación activa

Slooping.net | Tu espacio de recuperación activa

Publicado el 12 de Marzo de 2011 en Carrera

Meses llevamos preparando este reto, muchos dolores de cabeza, mucho trabajo, cabos por atar y mucha ilusión. Esos son los principales ingredientes para que algo funcione y con esos y unos pocos más lo conseguimos.

Hemos conseguido sacar del deporte todos esos grandes valores, todos esos grandes gestos y todo ese gran compañerismo.

El reto consistía en correr durante 24 horas en un circuito por las termas de Ourense, y lo que buscábamos era recaudar fondos para la fundación Meniños.

Para ello, aparte de patrocinios, hicimos unas llamadas para que todos los grandes deportistas colaboraran con nosotros para realizar una subasta solidaria, entre ellos se encontraban el F.C Barcelona, el medallista olímpico Samuel Sánchez, Kilian Jornet, José Calleja, Ferran Pintor, Alexandra Panayotou, Cristina González, Eva Castro, Julito García, Rosa Fernández, Mónica Aguilera, Pep Sanchez, Toni Payeras, etc ….

Así que ya teníamos un reto, una causa por la que luchar, y la ayuda de los mejores del mundo del deporte, ya solo cabía llevar todo a buen puerto.

Llevamos a cabo la rueda de prensa y la subasta de dichos objetos, funcionó muy bien y conseguimos recaudar un puñado de Euros que era lo importante, y una cantidad considerable de medios de comunicación se hizo eco de nuestro reto solidario.

Como os estaréis dando de cuenta estoy hablando de nosotros, ya lo hago como si fuéramos uno solo, cuando digo nosotros quiero decir Demetrio Alvarez y yo, juntos hemos llevado a cabo esto desde el principio, juntos llevamos muchos meses entrenando y compitiendo, juntos somos el equipo “MUESCAS”, y juntos cumplimos nuestros objetivos.

Cumplidos los trámites, solo cabía esperar una gran acogida en la ciudad de Ourense, teníamos el apoyo de la Conselleria de Deportes, y de un montón de empresas patrocinadoras. Y ahora buscábamos el apoyo y el calor de la gente de Ourense.

Faltan unas horas para tomar la salida, sentimos un gran alivio, han sido meses de mucha tensión con tantos preparativos y lo único que queremos es que llegue la hora de que se de la salida y correr, ser libres, hacer lo que nos gusta. Esta salida está situada en las terrazas del C.C Ponte Vella, allí también estará el avituallamiento y la meta.

Nos acercamos hasta allí, faltan 10 minutos para la salida, hay un grupo considerable de personas presenciando el acto y una veintena de atletas dispuestos acompañarnos durante unos cuantos kilómetros.

El día inmejorable, un poco fresco pero luce el sol, la compañía muy agradable, y el circuito un tanto exigente. Entre la gente que nos acompaña está el equipo Esprintes Ourense que tiene la intención de acompañarnos durante las 24 horas y detrás de todo el grupo un par de voluntarios de protección Civil que nos van a acompañar durante todo el reto.

Van pasando los kilómetros con alegría, unos se unen otros se marchan, pero Demetrio y yo seguimos con nuestro ritmo alegre, conversamos con todos, lo estamos disfrutando, sin duda es un disfrute la mezcla que hemos hecho, solidaridad, deporte, atletismo, valores.

Y es el día en el que hacemos lo que realmente nos gusta, así que creo que estamos exultantes, felices. Sentimos el calor de la gente y eso hace que sintamos esa chispa de vida, esa fuerza.

Cada vuelta de circuito está cayendo a buen ritmo, una hora diez minutos, pero en todas las vueltas paramos diez minutos para beber, comer, hacernos fotos, esto es una fiesta.

Mientras corro me empiezo a acordar del artículo en el que se decía que los ultra crean como una especie de efecto placebo debido al esfuerzo físico realizado, y es cierto que sí que se experimenta en algún momento.

Pasan las horas, pasan los kilómetros, Esprintes hace sus relevos, vemos la gente como disfruta de sus baños termales, otros comen, otros disfrazados pasean vacilando, otros nos miran con cara de asombro, y otros vigilan que no nos pase nada; y seguimos, no nos detenemos, caen los kilómetros como las hojas de un libro, cual mayor es la distancia nos vamos quedando aletargados, como cuando uno lee y se le cae la noche con todo su peso.

Así llegamos a la medía noche, aun bastante espabilados, acariciamos casi el centenar de kilómetros, casi el mismo numero que el de acompañantes que venimos teniendo hasta el momento y siguen permanentemente con nosotros, los relevos del equipo Esprintes, así como los mienbros de Protección Civil.

El cansancio se empieza a hacer latente, ya son muchos los kilómetros, pero nuestra ilusión esta intacta, agradecemos y disfrutamos de cada muestra de cariño que nos regala nuestra gente.

Y es que sin eso sería imposible dar un paso al frente. Tratamos de comer y beber habitualmente, pero a mi me empieza a costar bastante hacerlo, comenzamos alternar la carrera a pié con el paseo dominguero, aun nos quedan muchas horas por delante y hay que asegurar que llegaremos a meta a las 12 de la mañana.

El ritmo que llevamos es alegre, y trato de obligar a mi cuerpo a beber y tomar liquido, estoy viendo como me estoy deshidratando y mi cuerpo no admite el agua.

La noche en tan buena compañía pasa de mejor manera, ya quedan lejos las bicicletas, ahora son motos las que nos siguen, el sueño no hace acto de presencia, cosa que agradecemos de manera inmensa, al menos no lo hace de una forma aplastante.

Pero el cansancio ya es grande, empiezan a salirme ampollas en los pies, no lo entiendo, llevo materiales de primera calidad, de confianza, sé que eso no es, quizás sea la pista roja esa tan abrasiva, me está deshaciendo los pies.

Comienza a salir el sol, Demetrio es un titán y no se queja, pero a mi los dolores de la ampollas no me dejan casi dar un paso si cojear o sin dolor, pero no nos rendimos, la gente anima más, van cayendo los kilómetros y estamos llegando a la meta de nuestro gran reto, estamos felices, alegres, agotados, y emocionados, y ya nada puede pararnos.

Muchas son las cosas que hemos pasado, los ánimos que hemos recibido, los entrenamientos que hemos realizado y las llamadas que hemos hecho. Y ya lo puedo decir, lo hemos conseguido, hemos llegado a meta, hemos conseguido los fondos, hemos unido a un pueblo, hemos estrechado lazos humanos, y hemos hecho un montón de amigos.

El equipo Esprintes es el equipo ourensano que más distancia a cubierto en territorio gallego dándose relevos (11 relevos).

También participaron: Maceda Atletismo, Bearíz triatlón, Casa da Xuventude, podría decirse que Protección Civil ha hecho en bicicleta cerca de unos 100 km voluntariamente.

Un equipo de cámaras también estuvo 24 horas andando en bicicleta a nuestro alrededor grabando uno y cada uno de nuestros pasos.

Demetrio y yo llegamos a meta con record personal, 150 kilómetros, 17.132 calorías consumidas y con un mucha ilusión por como se había desarrollado todo y con un montón de buenos recuerdos.

Gracias Ourense por haber estado apoyando este pequeño gran reto y gracias por hacerme sentir orgulloso de vosotros.

24h antonio madriñan non-stop oumoving ultrarunning

You Might Also Like

0 comentarios

Tumblr

Strava

Flickr Images